Reflexión precoz.

Este año me hizo creer que sería distinto al 2016, y la verdad no me quejo tanto de este que pasó (si me hago el de la vista gorda). Pero ya no puedo hacerlo más; sonará exagerado pero ya he recibido par de golpes que me han dejado reflexionando seriamente una serie de asuntos.

No sé si admitir mi frustración, o mi tristeza.

Estoy dividido.

Una parte de mi quiere irse y la otra no pierde la esperanza.

Hay que ser realistas.

Todavía pienso en las muertes de mis amigos, es algo que no me saco de la cabeza y creo que esa hoy es mi mayor motivación para salir de este infierno, para así, en sus nombres lograr mis objetivos y honrar su memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s