Adiós 2016

Siempre he querido tomar como costumbre hacer una síntesis del año, donde hable un poco de cómo estuvo, o cómo me sentí. Pero por diversos motivos (flojera…) nunca lo termino haciendo. Esta vez si será distinto.

Por varios días estuve reflexionando y maquinando como podría yo catalogar este año, sinceramente, y etiquetarlo de bueno o malo… bueno, no se me da eso de parcializarme (descubrí este año que esto es así, a pesar de que siempre ha sido así) no sé si esto se entienda.

En fin, hay que ser sincero, este año fue complicado… bastante difícil. Tomando en cuenta la situación país que a todos aquí en Venezuela agobia, no hubo nadie que no hablara de las condenadas colas y de qué fue lo que vendieron en los supermercados.

Ya hablar de eso es irme por la tangente, obviar lo que realmente vine a decir; así que lo dejaré de lado.

Sacando todo lo “malo” debo mencionar que también fue un año de pérdidas, a un amigo le fue arrebatada la vida no hace mucho y al pensar en ello todavía decaigo un poco… otros se fueron del país y me alegro por ellos; más aún por el hecho de saber que les está yendo de maravilla allá donde están, y eso me reconforta. La partida de este mundo de artistas como Carrie Fisher, Alan Rickman y David Bowie (por mencionar algunos)

A nivel sentimental también hubo perdida pero creo que de eso ya he hablado bastante en mis posts anteriores, lo que me lleva al siguiente punto; la superación.

He dejado muchas cosas atrás, odio, temor e inseguridad. Mi problema con la ansiedad poco a poco ha ido desapareciendo. He tenido más control sobre ello. Me he arriesgado mucho más de lo normal, y he salido satisfactoriamente bien algunas veces y otras no tanto. Pude desahogarme con mi antiguo grupo de amigos, limé perezas, dije cosas que siempre quise decir, hacerles saber como me hicieron sentir por muchos años. Aunque sé que les puede haber importado un pepino… liberarme de ese peso era necesario. Quise escribir un post sobre este tema pero nunca llegué a plasmar mis apuntes.

Superé mi miedo a los escenarios, ya me siento uno con el público y ahora es hasta una necesidad estar allí haciendo lo que me gusta, nada mejor que eso. (Dream Theater y Megadeth, Satriani y Metallica lanzaron álbum este año).

He hecho las pases con mi pasado, poco a poco he ido solventando ciertos asuntos con algunas personas, aunque aún me falta alguien por ahí… (Me he sentido arrepentido de muchas cosas, de verdad, y por otro lado ver que ya tu vida lleva un rumbo mucho mejor, me hace sentir muy feliz, porque tú lo mereces; y que ya alguien te dé lo que yo no supe darte me reconforta.) Ya no hay espacio para el odio en mi.

Y por último pero no menos importante, el aprendizaje.

Si, 2016 fue un año vasto en este aspecto pero ¿cuando no?, a nivel profesional, no creo que esté más satisfecho con los profesores que tuve, por mencionar nomás a Fidel Goa. Me hizo ver el arte de una forma distinta y a dejar de lado el ego, aunque esta es una lucha constante, de todos los días; y quisiera que impartiera muchas más materias. Espero poder llegar tan lejos como él. Como músico y compositor, he logrado soltarme mucho más, la versatilidad y la integridad se han vuelto uno conmigo, espero ver los frutos este año.

Al igual que la música y el arte en general me llenan de maneras que me cuesta explicar, el deporte también fue algo que adopté este año que pasó, a pesar de también llevar duros golpes en el proceso, logré hacer lo que me propuse a principios de 2016, volví a jugar fútbol como antes y baje mucho de peso.

El Madrid ganó la Champions, hubo Copa America Centenario (donde la Vinotinto no pudo hacerme más que feliz), hubo Eurocopa y para rematar los Juegos Olímpicos, donde los deportistas Venezolanos pudieron darnos un par de alegrías. A nivel de competiciones deportivas fue excelso. Tomás Rincón (nuestro Capitán de selección) logró lo que ningún futbolista Venezolano ha logrado… llegar a un club de talla mundial. (Porque no, Jeffrén Suárez no cuenta.)

Sé que hay muchas cosas que estoy obviando, estoy más que seguro. Pero creo que el 2016 ha sido un año de mucho aprendizaje y superación personal , ya que está muy difícil igualar al 2014 como peor año en la vida mía. Sólo me queda seguir trabajando para que este año sea mucho mejor.

Así será, ya que sé que nunca más caminaré solo.

¡Feliz Año Nuevo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s