Espontaneidad.

Tengo una manía inútil de querer emular los buenos momentos que he pasado, siempre para ver frustrado mi intento y luego encontrarme impaciente por tener otra oportunidad de que algo similar se dé.

Aunque eso no es lo que me trae aquí…

Últimamente he vuelto a estar con pensamientos recurrentes, nada lo suficientemente preocupante, más sin embargo están allí.

Las madres parecen tener una especie de radar para detectar cuando algo no está bien, es como un sexto sentido, no sé como explicarlo pero es así.

Mamá y yo frecuentemente solemos tener diferencias de opiniones aunque tenemos nuestros momentos… y la cita de costumbre finalmente se dio. Darme cuenta de que a pesar de todo lo antes dicho, me contenta mucho ver lo parecidos que somos.

Qué ese tipo de cosas se den así sin más, me hace valorar inmensamente ese tipo de momentos, fortalecer nuestros lazos… eso es felicidad.

PD: Me ha costado mucho plasmar lo que tenía en la mente, el producto final no fue lo que esperaba, trabajaré para mejorarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s